Archive | noviembre 2010

Guayas y playa

El viaje de Máncora a Ecuador se hizo largo con los trasbordos. Charlando con Fede, un cordobés, íbamos viendo como nos habíamos subido al colectivo lechero que entraba en todos los pueblos. El paisaje cambió y eran kilómetros de bananos. Ya casi llegando a Guayaquil se subieron unos Testigos de Jehová que cantaban a más no poder y a todo volumen.

Así llegamos a Leer Más…

S.N.M.

Al llegar a Lima quedó atrás la altura y volví a estar nuevamente s.n.m. Por la mañana tenía que llamar a Ricardo, de couchsurfing (CS), que me iba a alojar en su casa. Como estaba trabajando me dijo que vaya para su oficina a dejar mis cosas y a la tarde nos encontrábamos en su casa.

Entonces partí Leer Más…

Loco suelto

A las 6.30 del día que me iba de Copacabana me desperté con un ruido de parlantes a todo volumen. Cuando estuve un poco más consciente y terminó la canción me di cuenta que lo que sonaba era la misa de la Iglesia de Copacabana que estaba a tres cuadras de mi hostel.

¿A quién se le ocurre Leer Más…

Yungas y lago

Las yungas bolivianas de Coroico me recibieron al mediodía con un calor terrible. Después de bajar del colectivo tome la mala decisión de ir a un hostal que había visto en una de las típicas guías de viaje, algo que no suelo hacer.

Preguntando camine más Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: